Tenemos un círculo virtuoso para usted

Un círculo virtuoso es siempre beneficioso para el desarrollo de una empresa. Nuestro objetivo es lograr que su empresa pueda captar clientes, pero también retenerlos.

Fidelización es un término que utilizan las empresas orientadas al cliente, donde la satisfacción del cliente es un valor principal.

Para ello, hemos diseñado un proceso de incorporación de clientes: nuestro círculo virtuoso.  Este círculo consta de las siguientes etapas: «captación, activación, compromiso y retención».

Círculo virtuoso y fidelización

Las acciones de marketing externas a este círculo no son rentables. Tenemos que lograr que cada interacción que se haga con suscriptores o clientes siga este proceso con el objetivo de fidelizar.

Los clientes captados no se convierten en consumidores recurrentes por arte de magia.  Hay que retenerlos a lo largo del tiempo. Ésa es nuestra tarea.

La fidelización es un concepto de marketing que designa la lealtad de un cliente a una marca, producto o servicio concretos, que compra o a los que recurre de forma continua o periódica.

Una empresa establece su estrategia de fidelización con el objetivo de mantener sus clientes activos y, si es posible, aumentar la cifra de negocio con ellos.

La fidelización se basa en convertir cada venta en el principio de la siguiente.Trata de conseguir una relación estable y duradera con los usuarios finales de los productos que vende. Un plan de fidelización debe mostrar tres «C»: captar, convencer y/o

La estrategia de fidelización adopta el siguiente paradigma: la calidad de un producto o servicio conduce a la satisfacción del cliente, que lleva a la fidelización del cliente, que lleva a la rentabilidad.

La fidelización confía en la publicidad para transmitir las ventajas y beneficios que disfrutan los clientes fidelizados y así atraer a nuevos clientes.

“Si considera que sus acciones de marketing no son rentables, póngase en contacto con nosotros”